A medio camino entre Toulouse y los Pirineos, el pequeño pueblito llamado Isle-en-Dodon es el secreto bien guardado de las laderas del Cominges. A veces hace falta atreverse a salir de los senderos trazados, ya que las pequeñas maravillas de este tipo, ¡no siempre salen indicadas en las guías de viaje!

Deambular por el centro histórico de Isle-en-Dodon

Durante su primera vez en el pueblo, les aconsejamos explorar el pequeño centro histórico, ¡el cual oculta algunas hermosas sorpresas! La plaza central es el corazón de Isle-en-Dodon y se reconoce fácilmente gracias a sus casas típicas del país Gascón. Los aleros y entramados de colores recuerdan que el lugar es una villa fortificada del siglo XI, ¡similar a una bastilla, pero sin ser totalmente una! Paseen por las callejuelas hasta las plazoletas típicas medievales y hagan una parada en la Iglesia Saint-Adrien, categorizada como Monumento Histórico. En el interior, el tiempo parece haberse detenido: admiren los magníficos vitrales d’Arnaud de Moles, los cuales datan de 1520.

Después de observar la arquitectura gótica del campanario, es el momento de dirigirse al ayuntamiento. ¿Por qué tomar el tiempo de visitarlo? Diferente al resto, la sala del consejo municipal de Isle-en-Dodon tiene la particularidad de cobijar un fresco de Gaston Lagorre. Pintado en 1945, éste traza las estaciones y la vida campestre. Deambulando por el ayuntamiento, tendrán la ocasión de descubrir otras obras de arte, diseminadas por todo el edificio.

Degustar la dulzura de la vida en Isle-en-Dodon

Su visita a l’Isle-en-Dodo es la ocasión de desacelerar un ritmo de vida a veces demasiado intenso, y de dejarse llevar por la buena vida isleña. Empiecen su día visitando la panadería La Huchette convertida, durante estos últimos años, en un templo al buen pan. Valérie y Didier les explicarán con pasión su saber-hacer y, seguramente, les darán a probar su pan de avellanas, una de las especialidades de la casa.
Cuando salgan, podrán bordear el Save para disfrutar de unas bellas vistas sobre la pasarela y el Puente del Save, dos símbolos emblemáticos de Isle-en-Dodon. Para continuar su caminata en la Isle-en-Dodon, el Foirail du Pré (Centro de ventas del prado) debe visitarse, ¡ya que es el lugar de encuentro de los habitantes! Aquí, nos gusta descansar bajo los árboles, conversar o retarse a un buen torneo de petanca…

Nos enamora en Isle-en-Dodon

  • ¿Necesitan un poco de fresco? Paseen bajo los arcos de la galería cubierta, éstos albergaban, todos los días, el mercado durante el siglo XVIII y hasta el XIX.
  • El tríptico que rinde homenaje a las víctimas de Maquis de Meilhan, digno de ver en una de las salas del ayuntamiento.
  • Si visitan Isle-en-Dodon durante el verano, asistan a las sesiones de cine en las colinas. La ocasión de conocer a los habitantes y de vivir una magnífica noche bajo las estrellas.

Contacto
Ayuntamiento | Oficina de información turística
30, Boulevard des Martyrs de Meilhan – 31230 L’Isle-en-Dodon
Tel : 05 61 94 53 53
Mail : mairie@mairie-lisleendodon.fr | infolisleendodon@tourisme-stgaudens.com